La unión de BP España y el Eco Rallye de la Comunitat Valenciana se afianzó con la renovación por octavo año consecutivo de su acuerdo de patrocinio. La compañía energética volvió a ser la suministradora del carburante oficial de la cita castellonense y además, puso en marcha una campaña solidaria en la que la eficiencia tuvo premio.

Con motivo de la celebración del Eco Rallye de la Comunitat Valenciana, BP España emprendió la iniciativa Eco Rallye BP Solidario de la mano de las pilotos de las W Series, Marta García y Nerea Martí. Las valencianas, que participaron por primera vez en la cita castellonense, se sentaron al volante de dos Lexus híbridos cedidos por Lexus Castellón.

Tanto García como Martí cambiaron durante un fin de semana sus monoplazas de competición por dos exponentes electrificados de la firma japonesa, cuya concesión en la capital de La Plana ha estado unida a BP desde los inicios de la competición. Las pilotos pusieron a prueba su conducción sostenible con el objetivo de transformar esa eficiencia en kilos de comida que fueron donados de manera íntegra al Banco de Alimentos de Castellón.

«BP España viene apoyando al Eco Rallye de la Comunitat Valenciana desde su nacimiento trabajando juntos para transmitir un mensaje de sostenibilidad. La prueba es además un marco perfecto para demostrar la eficiencia de nuestros carburantes» señala el responsable de comunicación de BP España, Juan Carlos Navarro. «Este año, junto a Marta y Nerea continuaremos con el programa de actividades solidarias que pusimos en marcha en 2019 de la mano del equipo organizador de la prueba y cuyo beneficiario será en esta ocasión el Banco de Alimentos de Castellón».

Tanto Marta García como Nerea Martí, al igual que el resto de participantes que tomaron parte en la competición con modelos híbridos, utilizaron de forma exclusiva carburantes BP Ultimate con tecnología Active, un combustible de última generación especialmente eficiente que permite recorrer hasta 56 kilómetros más por cada repostaje.

Con su apoyo al Eco Rallye de la Comunitat Valenciana, tanto BP España como su refinería de Castellón afianzan su compromiso hacia un futuro bajo en carbono en el que satisfacer el aumento de demanda de energía sin aumentar las emisiones.